Logox1.GIF (5557 bytes)
bot-por-.gif (2796 bytes)
bot-edi-.GIF (3826 bytes)
bot-art.gif (3093 bytes)
bot-coy-.gif (2886 bytes)
bot-cos-.gif (3091 bytes)
bot-tec-.gif (2922 bytes)
bot-nor-.gif (3058 bytes)
bot-pub-.gif (3060 bytes)
bot-est-.gif (2974 bytes)

Escribir a : 

        Correo.gif (4196 bytes)
agraria@cepes.org.pe
cepeslog.GIF (9770 bytes)

 

La Revista Agraria Nº 56 - Lima-Perú, julio 2004

 

El girasol: una alternativa 

 

Entre los cultivos tolerantes a las sales y que, por tanto, pueden ser alternativos al arroz y contribuir a recuperar los suelos salinizados, el ingeniero Jorge Zúñiga menciona al girasol. La estación experimental Vista Florida, de Lambayeque, ya ha realizado pruebas con "buenos resultados -nos dice- y con la ventaja de que no requiere mayores costos".

Igualmente, en Piura, el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), en la ficha técnica del girasol, indica que en esa región se obtienen rendimientos promedios de entre 1,500 y 1,800 kg x ha, pudiendo llegarse hasta 2,000 y 3,500 kg x ha. Nada mal, si se considera que el rendimiento promedio en Argentina, importante productor de girasol para la industria oleaginosa, es de 1,600 kg x ha.

Este buen rendimiento no debiera sorprendernos, toda vez que el girasol es una planta oriunda del Perú. En el siglo XVI, los españoles la llamaron Chrysantemum peruvianum, y luego se le dio el nombre científico Helianthus annus L. Utilizada originalmente como planta ornamental, desde principios del siglo pasado adquirió valor comercial por el alto contenido de aceite que se extrae de sus semillas.

De alta resistencia y gran adaptabilidad a distintos climas y tipos de suelos, el girasol es, pues, un importante insumo para la industria de aceites comestibles, de alimentos balanceados, además de servir como forraje para el ganado. El primer productor mundial con fines industriales es Rusia; y el primero en la Unión Europea, España.

Promover el cultivo del girasol en la costa norte supone desarrollar un plan de capacitación de agricultores, a los que se les debe asegurar, claro está, un mercado rentable. Así, además de recuperar suelos salinos, el país puede reducir su alta dependencia de insumos oleaginosos que, por cierto, también llegan subsidiados.

 

 

....Siguiente --->

 

Portada - Editorial - Artículo - Coyuntura - Cosechando datos - Tecnología - Normas legales - Publicaciones Eventos - Estadística